domingo, 31 de mayo de 2009

...

Alguna vez he escuchado que la tristeza te ayuda a cambiar y te hace más fuerte. Cuánto lo dudo...

Me encierro en mi pequeña habitación con la esperanza de aislarme de todo lo que pueda hacerme daño. No salgo porque me siento extraña, fuera de lugar..nunca seré como ellas.
No salgo ni siquiera sola, ni ejercicio, ni playa ni nada de nada...

Abro el armario. Montones de ropa a penas sin usar. ¿Para que la compré?
Miro mi estantería.Llena de libros ya leídos. ¿Por qué no busco más?
Ordenador. Cientos de películas, series y juegos ya aburridos. Hay más cosas por hacer.

Me paso la tarde tumbada en la cama esperando que pase el fin de semana para que pronto sea lunes y vuelva la rutina. La aburrida rutina que me ayuda a no pensar en nada y no seguir haciendome daño a mi misma.
Hasta a ella la echo de menos...

6 comentarios:

Carol dijo...

Tus palabras me suenan familiares...

Beso fuerte :)

Gipsy dijo...

No te dejes ganar por la tristeza, aunque te lo dice alguien que verás, qué quieres que te diga... a ver... ¿qué me dirías tú a mi?

Un beso grande, si es que ahuyenta un rato la melancolía. Si no, devuélvemlo que es mío

(pero qué tonto estoy)

Profesor de apoyo dijo...

Escribes muy bien....
te mando un fuerte abrazo....

xispy dijo...

No quiero verte asi, ahora estoy algo ida porque estoy en epoca de examenes, pero estoy ahi aunque no te llame aunque no me tengas presente estoy ahi y siempre que me llames te respondere con una broma de las nuestras. Esa millones de ropas q una vez te compraste fue porque la vida, tiene millones de momentos maravillosos y tienes q ponerte algo diferente, y tambien porque merece la pena ir de compras juntas? recuerdas... no voy a dejar q te undas no merece la pena estar triste, ni tumbada en la cama... NO QUIERO VERTE ASI porfavor.... luego te llamare simplemente para decirte q no estas sola, te quiero mucho feaaaaaaaaa

Gabiprog dijo...

Sería ideal saber manejar los posos de la experiencia, de los sucesos que no solo nos producen una sonrisa sino que nos zarandean y golpean también. Pero es habitual que esos restos en nuestra memoria se conviertan en fango, ese tan difícil caminar sobre el barro de la tristeza, tal vez sean capítulos obligados en la historia de nuestra vida, aunque mejor buscar una buena ducha para continuar nuestro propio relato.

Abrazote!

Patri dijo...

Carol, Gipsy, Profesor de apoyo, XISPY, Gabiprog... GRACIAS!!!! Por vuestros comentarios, por vuestros animos..en definitiva por estar ahí.

Gracias de verdad